Qué querí que te diga…

Desde principios de agosto me sumé a los más de 6,3 millones de habitantes que tiene Santiago, una ciudad satanizada por la inseguridad y con un transporte público que es no muy amable con sus pasajeros, aunque no por ello malo.

Cuando tuve que parar

El 1 de abril pasado se registró en el norte de Chile un terremoto de magnitud 8.2 grados. Afortunadamente en la ciudad donde vivo (Arica), el movimiento no generó grandes afectaciones, al menos en lo material. Sí, hubo trizaduras en paredes y esas cosas, pero mayor a eso, no. Fueron días intensos, los que por cierto…

Por una experiencia morrocotuda

Luego de tres meses de regresar a trabajar en el diario local La Estrella de Arica -estuve desde el 2011 y me salí en junio de 2012-, renuncié (again) para emprender un nuevo capítulo profesional: El Morrocotudo.