Deadpool (la película) es todo lo que un ñoño espera del personaje

Son 106 minutos. Ni más ni menos. Eso es lo que dura Deadpool, la nueva película de 20th Century Fox que vuelve a la carga con este personaje nacido en Marvel, quien nos recuerda en toda la primera hora en que no es el típico superhéroe que el cine nos tiene acostumbrado. Y efectivamente, es así.

Lenguaje explícito, violencia gráfica y más de una escena de desnudo es lo que nos tiene la película dirigida por Tim Miller, quien respeta en gran manera lo que es este irreverente personaje, de humor negro y lleno de referencias a la cultura popular.

ryan

Decir que Ryan Reynolds se luce bajo la desastrosa piel de este antihéroe, es ya una frase común, pues basta verlo en los tráilers para darse cuenta de aquello. Eso, además de las otras tantas promociones en fotografías, tuits y videos cortos para redes sociales, en las que el actor participa.

El compromiso con el personaje es tal, que en los créditos notas que Reynolds es uno de los productores de la cinta y piensas en las varias libertades que se pudo tomar gracias a eso. Aunque ya al comienzo nos explica el porqué del todo.

No, no es la idea dar spoilers, pero sí decir que Deadpool es todo lo que un ñoño esperaba del personaje. Y ñoño me refiero a todo aquel que ha seguido al personaje en las historietas, o aquel que viene formándose un background de superhéroes gracias a las películas de Marvel en el cine.

Porque sí. Si vienes viendo toda y cada una de las películas de superhéroes (sobre todo de Fox ¡cof! ¡cof!), podríamos decir que reirás más que otro que no. ¿Eso quiere decir que no cualquiera la puede ver? No es así, pues esta estructura de cómo-llegó-a-ser-el-superhéroe-que-es, es algo que se respeta, aunque claro, aquí con la intervención del personaje.

Y es que tal como en el cómics, el Deadpool de la película también también nos habla directamente, rompiendo “la cuarta pared”, e incluso yendo más allá.

Pareciera ser que la cinta es genial, y lo es, pero no hay que negar que los tráilers nos arruinaron un par de chistes. Culpa nuestra, por cierto, por exigir adelantos y más adelantos.

El resto del cast cumple y deja con ganas de verlos más. Morena Baccarin (Vanessa Carlysle) demuestra porqué una mujer como ella (su personaje) podría estar emparejada con Deadpool, mientras que Brianna Hildebrand (Negasonic) y Stefan Kapicic (Coloso) son el enlace del personaje a X-Men, donde de seguro aparecerá el “mercenario bocón” en una próxima película.

En nuestro país la película quedó clasificada para mayores de 14 años. Si eres adulto y quieres ir con sobrinos/primos/ahijados, ten en cuenta la restricción, pues efectivamente hay todo eso explícito que se nos advierte.

Deadpool es la película para ñoños de este mes y sí, tienes que ir a verla. En cuanto a la gran duda de toda producción con sello Marvel –de si debes esperar hasta el final– la respuesta es sí. Tendrás que ver los créditos para recibir más del amante de las chimichangas y su particular estilo de humor.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s