Qué querí que te diga…

Desde principios de agosto me sumé a los más de 6,3 millones de habitantes que tiene Santiago, una ciudad satanizada por la inseguridad y con un transporte público que es no muy amable con sus pasajeros, aunque no por ello malo.

Si me preguntan cómo ha sido el inicio, no puedo decir que haya sido todo negativo, de hecho creo que de a poco me voy afirmando tras el gran tropezón que tuve cuando la empresa que me traía decidió decirme que mi contratación “quedaba congelada”.

Levantarme temprano y demorarme una hora en el Metro para llegar al trabajo ya es algo que se me hace costumbre y que, en cierta forma disfruto. ¿Será porque soy uno de los pocos que ríe al ver a la gente agolparse para obtener un centímetro del sobrepoblado metro cuadrado del vagón? ¿Porque me gusta ver a la gente pasar? ¿O porque aplico un mix de temas favoritos que me hacen olvidar las 18 estaciones que debo esperar para llegar a destino (sin contar el transbordo previo)?

Vista desde el vagón al sector donde hoy vivo.
Vista desde el vagón al sector donde hoy vivo.

Como notarán soy full Metro. Tengo nociones básicas del Transantiago y sus micros a punto de partirse en dos, pero de momento sólo subterráneo.

Ya tuve mi primer, segundo, tercer y cuarto enamoramiento de una niña hermosa en el Metro. Sí, porque una cosa es ver minas ricas (que abundan D:) y otra muy distinta a una belleza con la que le pedirías matrimonio en la primera cita -y es que sabes que eres indigno, por lo que si te acepta eres consciente que no hay más chance que jugársela ahí-.

El frío no ha sido tan dramático, tan poco la lluvia que una tarde me tuvo con la lengua afuera probando su sabor. A Dios gracias los delincuentes que te vende CHV Noticias no los veo por donde vivo y tampoco en mis raras salidas por Santiago.

He sacado algunas fotos y me he maravillado con la Cordillera, que por más cliché que suene, es realmente espectacular.

Me queda muuuuuuuuuuucho por vivir y muuuuuuuucho por extrañar. No estoy en la ciudad perfecta, pero tampoco en la peor.

Me gusta creer que de mi depende cómo será esto, que recién, recién, recién comienza.

14 Comentarios Agrega el tuyo

  1. Roberto Castro dice:

    Aunque suene medio gay de mi parte, debo decir que me agrada tu blog, he leído casi todo aunque escribas cada 6 meses xD
    Te deseo éxito en todo lo que tengas planeado en la gran ciudad y aparece pronto por estos lares para ponernos al día
    Saludos.

    Me gusta

    1. edowoo dice:

      JAJAJAJA… Eres el más grande y único seguidor fiel. Fuck yeah! Un abrazo y gracias por la buena onda😀

      Me gusta

  2. Chopo dice:

    Me siento identificado, sobre todo, con lo de la cordillera jajajaja. Y pensar que cuando chico, tenia todo eso a la mano. Sin embargo, no lo disfrutaba como ahora. Stgo está condenada y juzgada por los malos tratos que hace las personas y que reciben las personas, de afuera. Yo tuve la oportunidad de vivir 4 meses, a full chamba, la experiencia de levantarme a las 7:00 AM para llegar a las 9:00 AM a mi práctica; también a puro metro (porque ni jodiendo me subía a la micro jajaja).

    Santiago es rico Edo, en todas sus características.
    Comparto contigo, netamente, el creer que todo depende de ti como será esto. Porque yo también, me reía de la gente que se golpeaba (con un caracho del orto) en el metro por conseguir un centímetro cuadrado de espacio y rogaban por un milagro, para que se abrieran las puertas y poder respirar “aire fresco”.

    Yo la pasé muy bien, más que requete bien, y llegué a la conclusión que, definitivamente, depende de ti, como es que quieras ver y tomarte las cosas.

    Eres un tipo inteligente hermano y sé que le irá excelente en todo lo que se proponga.
    Un abrazo y sigue experimentando/creciendo en esa “metrópolis” que harto parchada está!
    Nos vemos pronto!

    Pd: enamórate tantas veces creas posible, tanto en la calle como en el metro… Anda a providencia, ahí están las chiquillas termino medio (entre pelolais/cuicas y del pueblo) jajajaja.

    Bye bye.

    Me gusta

    1. edowoo dice:

      Estaré aplicando tu consejo porque de hecho en Providencia trabajo, jeje. Un abrazo😉

      Me gusta

  3. Marteen dice:

    puta la weá, sigo en Arica.

    Me gusta

  4. Creo que es cierto que depende de cómo uno mire la vida, pero me atrevería a decir que a largo plazo Santiago es limitante. Hay una lista de cosas que se me ocurren son problemáticas de la vida en Santiago. También depende de las expectativas de cada uno. Yo me aburrí a los 14 años, igual me duró harto la fantasía.

    Me gusta

    1. edowoo dice:

      Bueno, queda tiempo por aburrirme🙂

      Me gusta

  5. vrebolledo dice:

    Suerte en la Capital, Edo. Yo sigo prefiriendo mi Arica y Santiago me lo banco de vez en cuando por unos cuantos días .

    Una ciudad sin playa no es ciudad para mi.

    Me gusta

    1. Yo te encuentro toda la razón. Sin mar, ni un brillo.

      Me gusta

  6. vrebolledo dice:

    igual ni un brillo que moderes los comentarios, jajaja

    Me gusta

    1. edowoo dice:

      Por los spam oh, llorón. Un abrazo master🙂

      Me gusta

  7. Dapo dice:

    Yo estoy hace 7 meses viviendo en una ciudad distinta a la mía (Valdivia) y es entretenido pensar en todo lo que queda por descubrir y como tu decías por extrañar.
    Saludos y que tu estadía por la capital sea genial. A muchos nos tocará en algún momento vivir allá.🙂

    Me gusta

    1. edowoo dice:

      Sí, un abrazo. Saludos!

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s